Integración y Control del Diseño

 
Diseño Integrado de Sistemas (DIS)

¿Porqué DIS? La calidad deficiente de los aspectos funcionales del diseño aumenta los riesgos de la puesta en marcha y consiguientemente de lograr el ROI esperado. La metodología tradicional de especialidades separadas no permite asegurar la calidad y funcionalidad del diseño pues su desarrollo no representa la interacción real que existe entre las especialidades MEP que conforman cada sistema.

 

Impacto de DIS. La aplicación de la metodología basada en análisis de sistemas permite verificar que el diseño cumple con los requerimientos funcionales y que los sistemas funcionen en la puesta en marcha. Tal como muestra la Figura 1 es posible utilizar el modelo BIM-MEP como un apoyo al análisis de sistemas. Además permite generar reuniones más eficientes, dinámicas, resolutivas y colaborativas.

Figura 1: Reunión de colaboración y de toma de decisiones utilizando BIM-MEP.
 
Planificación y Control del Diseño (PCD)

¿Porqué PCD? El diseño arquitectónico y la ingeniería comienzan con la cuidadosa identificación de las necesidades del cliente que luego a través de criterios de diseño son convertidas en especificaciones técnicas y planos (entregables). La Figura 2 describe el alcance del proceso de elaboración de entregables y sus subprocesos. La falta de control sobre ellos son una fuente de riesgo para los plazos de inicio de la construcción.

 

Impacto de PCD. Mediante la aplicación de una visión lean de flujo de valor es posible lograr importantes mejoras de productividad en el proceso de desarrollo del diseño. Éstas mejoras derivan principalmente de una reducción en los errores sistemáticos, una disminución del tiempo de ciclo de cada entregable y una mejor administración del tiempo destinado a actividades que no agregan valor al diseño con el consiguiente ahorro de recursos.

Figura 2: Subprocesos del proceso de diseño.